La verdad sobre las propiedades energizantes del café

2 diciembre, 2014 1 comentario

el-cafe

¿Quién no ha recurrido alguna vez a una taza de café para combatir los efectos de haber pasado una mala noche? Bueno, al parecer esta cura no funciona exactamente como piensas.

Tanto los amantes de esta bebida como los no tan simpatizantes reconocen que el café les da energía para combatir el sueño o la pesadez que nos produce el madrugar,  ya sea en horas de la mañana o después del almuerzo.

Originario de Arabia, el café es popular en todo el mundo por sus dotes, los cuales nos ayudan a atenuar el cansancio. Sin embargo, unos estudios realizados recientemente han demostrado que en realidad el café no le proporciona energía a nuestro cuerpo, sino que engaña al cerebro haciéndole creer que no está cansado. Lo sé, suena a que estuvimos engañados todo este tiempo.

Lo que en realidad sucede es que la cafeína se traslada a los receptores cerebrales albergados en la adenosina a través de los flujos sanguíneos. Cuando esto sucede, la adenosina, que es un compuesto que se va produciendo cuando estamos despiertos y nos indica cuando hay que dormir, es reemplazada por la cafeína y voilá, el gran truco del café se efectúa, pues de esta manera el cerebro ya no sabrá cuando debe descansar.

Pese a todo este teatro que el café le arma al cerebro, no hay que olvidar los beneficios que nos aporta, como el incremento del flujo de oxígeno que se dirige al cerebro, que mejora el desempeño físico, que acelera el ritmo cardiaco y además ayuda a la concentración.

En conclusión, el café solo nos hace perder la noción de cansancio, no nos da energía, pero igual, de seguro seguirá siendo nuestro mejor recurso para alcanzar el propósito que tenemos al tomarlo: no quedarnos dormidos en el escritorio.

VALORA ESTA NOTICIA